Información

¿Cuáles son las leyes de la gravedad?

Cuando se habla de las leyes de la gravedad se está refiriendo a leyes de movimientos; que consecuentemente establecieron la teoría de la relatividad sideral. Por consiguiente sublevó a las ciencias y aún más a la mecánica la cual es una rama de la física que examina el movimiento y reposo de los cuerpos.

¿Cuáles son las leyes de la gravedad?

Clasificación de las leyes de la gravedad

Dentro de las leyes de la gravedad se encuentran las siguientes:

Ley de inercia

Todos los cuerpos preservan su estado de reposo o en movimiento rectilíneo, es decir,  recto y derecho,  se mantiene igual al menos que otros cuerpos actúen sobre el

La ley de la dinámica

Se determina que la fuerza que opera sobre un cuerpo es directamente igual a su aceleración

Ley principio de acción-reacción:

Se establece cuando un cuerpo ejecuta una fuerza sobre otro, el mismo emplea sobre el primero una fuerza igual y de sentido opuesto.

¿Cómo Isaac Newton demostró la fuerza de la gravedad?

Por consiguiente Newton manifestó, que la fuerza de la gravedad posee la orientación de la recta que acopla los centros de los astros y el sentido incumbe una atracción; en fin es una fuerza ajustada al producto de las masas que se relacionan y recíprocamente son proporcionales al trayecto que las aísla.

Debe señalarse que la ley de la gravedad fue decisiva en cuanto al descubrimiento de planetas y en la suposición de las formas que poseía el Sistema Solar; como también contribuyó en comprobar que el sol se valía como un eje para el resto del sistema y que los planetas giraban en torno a el.

La ley de la gravedad tuvo mucha importancia, tanto que la mayoría los científicos se sumergieron en conjeturar, como también en establecer si estaba equivocada.

Por cuanto la ley gravitacional de Isaac Newton señala que, un objeto tiene atracción con otros mediante una fuerza que es directamente proporcionada a las masas. En fin la gravedad se ejecuta entre dos objetos dependiendo de la distancia que aleja sus centros de masa.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

No hay comentarios todavía