Información

¿Cómo calcular la gravedad en caída libre?

El movimiento que hacen los cuerpos en caída libre, es decir la actividad de su propio peso, viene a hacer un modo rectilíneo exactamente acelerado.

Por esa razón se puede decir que, cuando ocurre el movimiento de caída es por la aceleración consecutiva. En definitiva la misma se aplica para todos los cuerpos, siendo independiente bien sea de su peso o de su forma.

Por su parte la manifestación de aire aplaca tal movimiento de caída, y la aceleración depende de la representación del cuerpo, en cuanto a estos cuerpos que se aproximan a lo esférico pueden desatender la preponderancia del medio sobre tal movimiento, esto denota que dicho acercamiento  es similar a la caída libre.

¿Cómo calcular la gravedad en caída libre?

¿Cómo se representa la aceleración?

El movimiento de caída libre también es conocido como aceleración de la gravedad, la representación se hace con la letra g tomando un valor que se aproxima a 9.81 m/s2.

Debe señalarse que si el movimiento es considerado en decadencia, el valor que toma la g tiene un resultado positivo que es correspondiente a una innegable aceleración, sin embargo al suceder lo inverso y el resultado es de ascenso vertical, el valor de g se establece como negativo en este caso es un movimiento decelerado.

En definitiva cuando se resuelven problemas de caída libre se usan las siguientes formulas:

Fórmulas caída libre

Características del movimiento de subida o de tiro vertical

El movimiento de subida  tiene un parecido a la caída libre en cuanto al movimiento uniformemente acelerado, no obstante la diferencia está en que este se aplica en bajadas y subidas.

Este movimiento tiene ciertas características tales como que la velocidad de inicio es diferente a cero, por ende en cuanto el objeto asciende; el signo de su velocidad queda en positivo.

En consecuencia la velocidad tiene como resultado cero cuando tal objeto consigue su máxima altura. Pero cuando empieza el descenso la velocidad resultaría negativa.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

No hay comentarios todavía